Ahorro de energía y su uso más eficiente

El uso eficiente de la electricidad, el calor y el combustible permite ahorrar dinero, mejorar la seguridad de abastecimiento energético y proteger el clima. Alemania tiene que importar gran parte de sus fuentes de energía. De alrededor del 50 por ciento en los años 1970, en la actualidad la cuota de importación para cubrir las necesidades energéticas totales se ha incrementado a aproximadamente casi dos tercios. Por eso la eficiencia energética constituye, junto con la expansión de las energías renovables, el pilar fundamental de la transición energética.

En las últimas décadas la conciencia sobre un uso eficiente de la energía ha ido creciendo en Alemania. Esto se debió en gran medida a la primera crisis mundial del petróleo de 1973. Con ella los alemanes fueron conscientes de su dependencia de los recursos fósiles. Como consecuencia, el Gobierno Federal de entonces desarrolló una campaña informativa para ahorrar energía y estableció el límite de velocidad en autopistas. Desde entonces se han adoptado muchas otras leyes y se han aplicado con éxito medidas de eficiencia energética. Estas se caracterizan por tres elementos: fomento específico, información y asesoramiento y objetivos vinculantes para reducir el consumo de energía.

El mejor kilovatio-hora es el no consumido.

Angela Merkel, Canciller Federal

La estrategia muestra buenos resultados: aunque la demanda energética de Alemania se ha reducido desde 1990, su producto interior bruto ha aumentado considerablemente. De este modo, la industria alemana ha conseguido duplicar sus resultados económicos aun reduciendo su consumo de energía en más del 10 por ciento. Los hogares y las empresas pueden hacer un uso más eficiente de la energía gracias al progreso tecnológico. Los electrodomésticos modernos consumen hasta un 75 por ciento menos de electricidad que hace quince años. También se ahorra energía cambiando los hábitos diarios. Por eso decenas de miles de asesores energéticos recorren toda Alemania mostrando posibilidades de ahorro a inquilinos, propietarios y empresas e informándoles de los programas de fomento nacionales.

Aumento considerable de la productividad energética

Con un gigajulio de energía se genera lo siguiente

Todos los Estados miembros de la Unión Europea han acordado reducir su consumo de energía primaria en un 20 por ciento hasta 2020 y como mínimo en un 27 por ciento hasta 2030. A largo plazo, Alemania quiere reducir el consumo de energía a la mitad, lo cual forma parte de los compromisos adquiridos con el Acuerdo de París sobre cambio climático.